Capadocia

Historia de Capadocia

Existen numerosos hallazgos de asentamientos prehistóricos en la región, especialmente en Köşkhöyük (Niğde), Aşiklihöyük (Aksaray) y Civelek, donde todavía tienen lugar excavaciones arqueológicas.

Por otra parte, si bien entre los años 5 mil y 4 mil antes de Cristo existían en la región principados independientes y aislados, el registro escrito más antiguo del que haya constancia, las llamadas “Tablas de Capadocia”, pertenecen al siglo II a.C. y describen los intercambios y canjes de un período en que se asentaron en la zona colonias mercantiles asirias.

De Imperio Hitita a Satrapía Persa

A finales de la Edad de Bronce, Capadocia fue dominada por el Imperio Hitita. Por esos años se convirtió en una importante zona de comercio en la Ruta de la Seda y con ello en punto de encuentro y confluencia de diferentes filosofías y religiones que han dejado su impronta histórica y cultural en la región.

Tras la caída del Imperio Hitita, Capadocia fue gobernada por una especie de aristocracia feudal que luego pasara a manos de los persas. Establecida por Darío, Capadocia quedó incluida entonces en la tercera satrapía persa, si bien se mantuvo rigiéndose por leyes propias, en tanto no contradijeran la voluntad del Gran Rey.

Alejandro Magno y la Dinastía de Ariarathes

Tras siglos de dominación persa, el imperio llegó a su fin y Alejandro Magno pretendió gobernar la zona a través de Cabictas, uno de sus comandantes militares. Pero al morir el gran caudillo conquistador y disolverse el Imperio Macedonio, Capadocia volvió a ser independiente bajo el reinado de Ariarathes, un aristócrata persa, iniciador de una dinastía cuyos descendientes terminarían aliándose al Imperio Romano.

Imperios Romano y Bizantino (Romano de Oriente)

Tras varias luchas por poderes regionales, la dinastía Ariarathes terminó por disolverse y los Capadocios escogieron un nuevo regente local con el apoyo imperial, aunque no fue hasta el año 17 en que Capadocia pasaría a ser parte oficial del Imperio Romano, regido entonces por Trajano, quien militarizó el área y construyó nuevas fortalezas.

Con el establecimiento del nuevo Imperio Bizantino, comenzó a introducirse el cristianismo en Capadocia y se construyeron las primeras iglesias, que aquí tuvieron la característica particular de haber sido excavadas en las rocas.

Selyúcidas, Cruzados y Otomanos

A partir del siglo XI comenzaron a introducirse los llamados “selyúcidas”, antepasados de los turcos de occidente, que poco a poco conquistaron y expandieron la región, con nuevas construcciones y espacios como mezquitas y caravanserais, posadas para dar refugio a las caravanas de la Ruta de la Seda.

Pero al desatarse las Cruzadas por estos territorios, los selyúcidas fueron expulsados de la zona y tuvieron que replegarse al centro, donde fundaron las bases de lo que sería el Imperio Otomano, que finalmente ocuparía toda la región hasta el año 1923. Tras la derrota en la Primera Guerra Mundial, la ocupación de los aliados y una guerra de independencia, se fundó entonces la nueva República de Turquía.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Popular

To Top